La serigrafía como proceso de decoración y personalización del PLV

Arcasbaiz cuenta con un taller propio de serigrafía en el cual se decoran y personalizan expositores y todo tipo de PLV, pero… ¿en qué consiste la exactamente serigrafía?

Básicamente, la serigrafía es un proceso de reproducción de imágenes que se basa en hacer pasar la tinta a través de una malla montada sobre un bastidor de madera o aluminio.

El primer paso para comenzar con este proceso es el diseño de aquello que se quiere reproducir;  ya sean imágenes, logos, textos… Para más tarde separar cada color en diferentes  creatividades y filmar los fotolitos (uno por color), que son acetatos translúcidos impresos en tinta negra.

De este punto pasaremos a la emulsión de la malla mediante una luz insoladora y el montaje de las pantallas. Una vez que éstas se hayan secado ya está todo listo para empezar a serigrafiar, solo nos hará falta limpiar y secar bien la superficie a decorar, cargar la tinta en la pantalla y esparcirla ejerciendo presión con ayuda de una rasqueta.

Las ventajas de este proceso son numerosas: permite imprimir sobre gran cantidad de materiales (metales, plásticos, textiles, cerámica, vidrio…) sin importar su forma (plana, cónica, cúbica, cilíndrica..), las impresiones resistirán tanto en interior como en exterior, genera impresiones con colores vivos y en diferentes acabados (brillo, mate, flúor, transparencias…), permite tanto tiradas largas como cortas, etc.

Aunque a primera vista pueda parecer un proceso fácil, para una correcta serigrafía siempre será imprescindible poseer las instalaciones y el material necesario así como un equipo humano y profesional con conocimientos en serigrafía… ¡Y Arcas Baiz dispone de ambas cosas!

 

Share your thoughts